Opinión: «Argentina: matar a la industria turística y un desconocimiento total de cómo funciona la actividad» ( en Business.Intriper)

0
CÓMO MATAR AL TURISMO (1)

Es, por lejos, el peor momento de la historia del turismo, a nivel mundial y local. Pero, sirve recapitular y repasar algunos hitos que llevaron a este crimen de la industria, donde la pandemia fue la cabeza, pero no el único autor.

En Marzo comenzó esta catástrofe con el actor principal: Covid19. Cierre de fronteras, rutas aéreas, limitación de movilidad, hoteles cerrados. Adiós al turismo. Sin embargo esta industria es conocida como el Ave Fénix, sabe levantarse, recuperar lo perdido, reinventarse. De a poco muchos países comenzaron a dar signos de querer volver a mover la rueda; clave desde lo económico (divisas), laboral, cultural, emocional.

Llegaron los protocolos, aparecen limitaciones, y pareciera ser que todos los países quieren que, de una nueva forma, el turismo comience a regresar. O casi todos.

¿Qué necesita la actividad para funcionar en esta realidad?

  • Protocolos ✓
  • Seguridad desde las empresas en la implementación de normativas ✓
  • Un sector preparado para asesorar al pasajero ✓
  • Fronteras abiertas ✗
  • Confianza al sector aerocomercial respecto a las fechas de funcionamiento de la actividad ✗

Es imposible trabajar o planificar una actividad sin previsibilidad. El sector ha demostrado en casi todos los países del mundo que puede funcionar minimizando riesgos (aerolíneas, hoteles, aseguradoras), pero la rueda no se mueve en Argentina.

Y si algo podía ahondar en la imprevisibilidad y desaliento total por recuperarse es un nuevo impuesto, que, sumado al que ya tenía, nos lleva a ser uno de los países más caros para turismo emisivo. Siendo esto algo grave para el sector de operadores y AAVV, pero también para las líneas aéreas, jugador fundamental incluso para el turismo receptivo.

Entrevistamos a Facundo Carassale, director de comercial de Aero, uno de los operadores mayoristas más destacados de Argentina.

¿Cuánto afecta el 35% de recargo en los servicios de turismo emisivo a la venta, en este contexto?

Esto afecta a la industria desde todos lados. En lo económico muchísimo, te diría que es el tiro de gracia. Porque se suma a varios meses de fronteras cerradas, devaluaciones, impuesto país, inflación, poder adquisitivo de los viajeros que cayó muchísimo, falta de financiación.

Por lejos es el peor escenario de la historia. No viví la segunda guerra gracias a Dios, pero a más de uno escuché comparar este contexto (nacional y mundial) con aquel momento.

En Argentina, apenas la demanda empezaba a moverse mínimamente cuando llegó la nueva cancelación de vuelos que iban a regresar en septiembre. Eso ya fue una muy mala noticia. Lo del nuevo impuesto del 35% fue algo impensado, no estaba en los planes de nadie, y las consecuencias todavía ni siquiera las podemos mensurar. A todo lo económico, en lo que no vale la pena ahondar mucho más, se le suma el impacto emocional. Creo que esto es lo más grave hoy.

La falta de claridad, la falta de reglas que nos permitan poder plantearnos objetivos claros. Ni siquiera hablo de objetivos ambiciosos, enriquecedores, hablo solamente de objetivos. Como personas, todos necesitamos un propósito que nos movilice, que nos de ese combustible que necesitamos para que cada día podamos crear cosas nuevas que hagan de nuestro mundo un lugar mejor para todos. Ver a la gente sin ganas para seguir con sus negocios, en los que estuvieron años, da mucha bronca y lástima a la vez.

Pienso mucho en eso, todo lo demás tarde o temprano se arregla, pero el costo emocional es muy grave y no siempre tiene solución. Esa es mi mayor impotencia. Lo digo como hombre de la industria, pero sobre todo como persona, como padre, como hijo, como amigo.

¿Cuáles son los sectores o empresas dentro de la cadena de comercialización que se ven afectados por esto?

Creo que no hay discriminación en el daño. Cada eslabón de la cadena lo va a sufrir, sean empresas nacionales o extranjeras, de 30 mil empleados o unipersonales, lo van a sufrir todas en mayor o menor medida. No es bueno para nadie que tenga un emprendimiento o una empresa y quiera ganarse la vida con el esfuerzo de su trabajo.

Quienes más lo vamos a sufrir somos los que estamos en Argentina. Porque al cortar el emisivo, tampoco vendrán extranjeros.

Ningún país promociona un destino que no pueda enviarle viajeros a ellos.

Creer que Argentina se va a llenar de visitantes de otros países sin que los argentinos puedan salir, es un error que denota un gran desconocimiento de cómo se mueve el mercado de los viajes en el mundo.

Los viajes son sinergias en todo sentido. Te doy, me das.

¿Cómo repercute en la confianza e interés de empresas del exterior y en los recursos que tienen en nuestro país?

La palabra más importante para invertir, hacer negocios y sobre todo generar trabajo genuino, sea donde fuere, es la palabra “confianza”. Este tipo de medidas unilaterales, sin demasiado sustento y apresuradas sin dudas socavan la poca confianza que ya Argentina venía generando en el mundo. Por lo que creo que nuestra imagen como país sigue siendo muy negativa para quien quiera hacer negocios, sea un emprendimiento local o extranjero. Como país necesitamos inversiones a largo plazo y tener un beneficio cambiario te diría que es lo menos importante para quien quiere realizar este tipo de inversiones.

¿Creés que esta medida también es perjudicial para el turismo receptivo de Argentina?

Totalmente perjudicial. Como te decía antes, lo más grave es cortar el emisivo para quien quiera recibir pasajeros. Si vos no me mandas viajeros, tampoco te mando yo. Por reciprocidad y porque la ruta deja de ser rentable si los aviones vuelven a destino sin pasajeros. Esto impacta en los vuelos muy claramente. Por eso vemos algunas compañías que dejaron de volar hacia Argentina y seguramente esto seguirá pasando en los próximos meses con otras. Los negocios tienen que ser rentables para todas las partes, si no se terminan. Y en parte eso es lo que está pasando, por eso se ven las deserciones que se ven. 

Ojalá todos estemos a la altura de encontrar una solución, empática y saludable. Las personas que no formamos parte de ningún arco político vemos esto como una película de terror y ciencia ficción.- (Business.Intriper/ CsM)

Share.

About Author

Comments are closed.