Lanzaron la temporada turística de verano para la costa bonaerense

0

La temporada de verano en la costa bonaerense será en esta oportunidad más extensa, tendrá dos etapas y se regirá por una serie de protocolos sanitarios ante el coronavirus, que contemplan el retorno a su origen de los turistas en los que se detecte contagio, aunque no habrá testeo previo. El lanzamiento lo encabezó este lunes en Mar del Plata el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, acompañado de funcionarios nacionales, provinciales y municipales.

Entre otras particularidades para esta temporada, el turista deberá contar con la aplicación «Cuidar Verano«, donde podrá informarse de la situación y condiciones vigentes para el ingreso a los destinos. En la misma aplicación, los municipios informarán si está permitido el ingreso de veraneantes, de acuerdo a la situación sanitaria y de ocupación en cada distrito, y otorgarán o no la autorización a cada interesado.

El lanzamiento se realizó en el Museo de Arte Contemporáneo (MAR), donde también estuvieron el intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro; el ministro de Transporte, Mario Meoni; su par de Producción bonaerense, Augusto Costa, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Toda esa comitiva, que entre otros incluyó a la vicegobernadora provincial, Verónica Magario, llegó al MAR tras presentar obras en el puerto local, en tanto el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens,  participó en modo remoto.

PROTOCOLOS

Costa dio a conocer las medidas de seguridad sanitaria que regirán para los destinos y veraneantes y explicó que se decidió establecer una temporada «lo mas extensa posible, para que no haya aglomeraciones o se junte mucha gente en los centros de veraneo en el mismo momento«.

En ese sentido, el ministro señaló que la primera etapa comenzará el 1 de noviembre, cuando los propietarios no residentes podrán empezar a vacacionar en los destinos donde poseen la vivienda, «siguiendo los protocolos de cada municipio«. En la segunda fase, que empezará el 1 de diciembre, podrán ingresas turistas en general y, para ambos casos, el período vacacional de verano finalizará el 4 de abril de 2021.

Para los restaurantes y hoteles, habrá aforos máximos según su capacidad edilicia y sólo se permitirá la permanencia y acceso a locales con ventilación natural o ventilador, pero se prohíben los sistemas de aire acondicionado. Todas las actividades permitidas en gastronomía, alojamiento y balnearios deberán contar con protocolos y normas de higiene, distanciamiento y prevención.

En los establecimientos de alojamiento no se habilitarán los espacios comunes, para evitar la aglomeración, y sus piletas sólo podrán abrir bajo protocolos, cupos y turnos, con estricto control y seguimiento. Los campings no serán habilitados, debido a que por sus características disponen de baños y otras instalaciones con espacios de uso común a todos los huéspedes, lo que implica un alto riesgo de contagio.

El ministro bonaerense también señaló que para el Gobierno provincial no están dadas las condiciones «para anunciar actividades de esparcimiento, entretenimiento o actividades culturales en espacios cerrados«. Para los adultos mayores y grupos de riesgo, recomendó que, en caso de tomar vacaciones, lo hagan sobre el final de la temporada, cuando está prevista una menor afluencia de turistas.- (CsM)

Share.

About Author

Comments are closed.