Barometro 16Las perspectivas para el turismo son de una leve mejora interanual para el segundo trimestre del año, luego de un inicio de 2016 levemente negativo en igual comparación, según el Barómetro del Turismo Argentino, realizado por  la Universidad Nacional de San Martín (Unsam) con la metodología de la Organización Mundial del Turismo. Para elaborar este informe, la Escuela de Economía y Negocios de esa casa de estudios consultó a un centenar de profesionales y expertos de las diversas actividades que componen la cadena de valor del sector, de los ámbitos público, privado y académico de todo el país.

El sondeo marca «cautela del sector» para el período abril-junio, con un 35% de los encuestados que prevé un comportamiento “igual” de la actividad turística respecto al mismo trimestre de 2015; un 29% que sostiene que será “mejor” y otro 29% para el cual será “peor”.

UnsamEntre las principales causas expuestas para este resultado figuran la persistencia de «cierta incertidumbre por la situación económica, que posterga decisiones vinculadas a los viajes»; la expectativa por «una mayor estabilidad económica que genere más confianza para favorecer la inversión en infraestructura y equipamiento turístico,  y el hecho de que el segundo trimestre es de temporada baja en la mayoría de los destinos turísticos, lo que determina una baja en la actividad.

*

CONFIANZA

Otro indicador de importancia en este informe de la Unsam es el Índice de Confianza, para mostrar las expectativas, con un puntaje de cero a 200 («muy malas» y «muy buenas», respectivamente) de los profesionales sobre la evolución del turismo en su destino o empresa, durante un trimestre determinado y su comparación con el mismo del año anterior. En esta oportunidad, el promedio del Índice fue de 97, tres  puntos abajo de lo que implica una situación “similar”, lo que «refleja la cautela del sector para los próximos meses», según el Barómetro del Turismo Argentino, que dirige Federico Esper.

Las respuestas para elaborar el Índice de Confianza y las perspectivas en general provienen de actores de diversas actividades del turismo, entre ellas alojamiento, agencias de viaje y tour operadores, transporte, gastronomía, excursiones, organizadores de congresos y eventos, rentadoras de vehículos, organismos oficiales de turismo e instituciones educativas.

INICIO NEGATIVO

El primer trimestre del año tuvo una evaluación «levemente negativa» en el Barómetro del Turismo Argentino, con un 76% que cree que la situación fue “igual” o “peor” que en el mismo período de 2015; 47% que la considera “peor”, un 29% que afirma que el resultado fue “igual” y un 16% para el que fue “mejor” o “mucho mejor” que el primer trimestre del año pasado.

En este caso, las razones destacadas de tal negatividad  fueron la «fuerte competencia de destinos internacionales a precios competitivos»; el «deterioro de la situación económica de Brasil», que afectó al turismo receptivo argentino;. el «incremento de precios de los servicios y costos de los insumos que afectan el poder adquisitivo de los consumidores y la rentabilidad empresarial y, a su vez, impactan en potenciales turistas», y «el retraso cambiario» vigente hasta fin de 2015, «que  favoreció el turismo emisivo argentino al exterior, sumado a la posibilidad de financiar la compra de paquetes al exterior en cuotas sin interés», señala el informe de la Unsam.- (CSM)

 

 

 

Share.

Leave A Reply