Coronavirus en Argentina: La pandemia pone a prueba al sector turístico (en Ladevi Argentina)

0

Publicado por La Agencia de Viajes (Ladevi) – Argentina ( 29-03-20):

https://argentina.ladevi.info/la-pandemia-pone-prueba-al-sector-turistico-n20686

POR MARCOS LLOBET 
https://argentina.ladevi.info/perfil/257-marcos-llobet

La pandemia pone a prueba al sector turístico

Sin ventas nuevas a la vista, los referentes de las mayoristas consultadas coinciden en que la prioridad es tanto mantener los puestos de trabajo, como cuidar a los pasajeros y convencerlos de que no cancelen sus viajes. A su vez, aseveran que es una situación inédita para el sector y desconfían que el turismo sea el motor de la reactivación económica internacional.

El impacto económico que genera el Covid-19 en la actividad turística en el planeta crece al ritmo de su contagio. Por caso, toda la cadena de comercialización debió modificar sus esquemas operativos y financieros ante la expansión de la pandemia, que sobrepasó todas las medidas preventivas del sistema de salud a nivel internacional.

En este orden, el turismo -emisivo, receptivo y hasta el doméstico-, se paralizó y obligó a los actores del trade a diagramar planes de contingencia que les permitan no sólo sostener a las empresas, sino además cumplir con las demandas de los pasajeros.

SALVATAJE EN MARCHA.

A la espera de que se implemente el paquete de medidas económicas, los referentes coincidieron en que las iniciativas ayudarán a evitar el derrumbe; al tiempo que destacaron que el Gobierno autorizaría tanto el no pago de las contribuciones patronales, como la puesta en marcha del Repro.

“Si el Gobierno pretende que mantengamos las estructuras a la espera de una recuperación del sector, debe contemplar el otorgamiento de préstamos a tasa subsidiada”, opinó Carla Tártara, CEO de Organizacion Piamonte.

En esta línea, César Alvargonzalez, director comercial de FreeWay, sostuvo que la empresa está paralizada; y recalcó que “se habla mucho de ayudar a las pymes”, pero lamentó que “aún no haya resoluciones que le den alivio real a las empresas”.

A su turno, Ileana Cicero, gerenta de Seventur, exhortó por acciones concretas que contrarresten la crítica situación de las compañías y advirtió: “Las medidas están en el aire. Estamos cansados de los proyectos. La industria demanda iniciativas de largo plazo”.

Por su parte, Juan Toselli, presidente de Juan Toselli International Tours, recordó que el sector venía en baja hace rato y enfatizó que la situación del coronavirus fue la gota que rebalsó el vaso. “La prioridad es pagar los sueldos”, dijo, y siguió: “El Gobierno está ayudando a la gente más desprotegida y está perfecto, pero aquellas pymes que tenemos más de 25 empleados también necesitamos una mano. El panorama es desesperante porque no tenemos ingresos”. Al respecto, recalcó que no quieren regalos y explicó: “Necesitamos préstamos a tasas razonables”.

«PAN DE AYER, HAMBRE PARA HOY.”

Lejos quedó diciembre del año pasado cuando la ola de ventas para sortear la implementación del Impuesto PAIS crecía hasta un 70%, respecto al mismo mes de 2018. Sin embargo, los coletazos de ese atípico caudal de operaciones llegaron: una gran porción de la torta vendida es la misma que ahora hace transpirar a los operadores para mantenerla a flote.

“La prioridad fue traer a los grupos que teníamos en India y en el sudeste asiático, que habían viajado a fines de febrero y con los recaudos pertinentes”, indicó Iván Topolevsky, director de King Midas, quien señaló: “Ya resuelto este tema, ahora el staff está plenamente abocado a atender caso por caso la situación de los clientes para que las operaciones no se cancelen”.

Desde Principios declararon que el número de cancelaciones es bajo y subrayaron que todas las operaciones se están armando para el segundo semestre. “Pensar en una cascada de reintegros de un momento para otro genera un problema financiero real. No tenemos un gran volumen de devoluciones. Hay una gran voluntad para reprogramar”, manifestaron.

Por su parte, desde Almundo reconocieron que “estamos con récord de llamadas” y sostuvieron que “cada caso es particular”; al tiempo que destacaron “el compromiso de los pasajeros para postergar sus viajes, en su mayoría para el último trimestre del año”.

En este orden, Toselli reconoció que ningún eslabón de la cadena de comercialización puede devolver el dinero porque ninguna empresa tiene caja, y bregó para que la tendencia de las postergaciones sea mayor a las suspensiones de los viajes. “Hay muchas zonas grises en lo que respecta tanto al reintegro del dinero como a la remisión de los tickets aéreos, pero en todos los proveedores prevalece el sentido común”, subrayó, para aclarar que si algún pasajero pide el reembolso, lo harán pero cuando se normalice la situación.

“Para toda la cadena de comercialización es importante que los pasajeros no cancelen, sino que reprogramen sus viajes. Esto no deja de ser una ventaja para el propio pasajero, quien a futuro no sufriría ningún impacto por variaciones en tipo de cambios por ejemplo, ni cambios de precios futuros al volver a tomar servicios”, explicó Tártara, quien además admitió: “También permite que todas las empresas podamos continuar con la actividad y mantener a la industria”.

A su vez, lamentó que por el momento las cancelaciones son superiores a las reservas de pasajeros; mientras que ponderó: “Muchos de nuestros proveedores flexibilizaron su políticas de penalidades, por lo cual los clientes pueden reprogramar fácilmente”.

¿LA EXCEPCIÓN A LA REGLA?

Históricamente el sector se jactó de ser uno de los grandes motores de la reactivación económica de los países tras una crisis. Sin embargo y mientras los referentes recuerdan con orgullo el comportamiento del turismo tras la caída de las Torres Gemelas o el brote del virus H1N1 (gripe porcina), en esta ocasión se muestran escépticos de que la industria sea el gran salvador de la recuperación de los mercados internacionales.

“Este vez es diferente a cualquier otra situación. Estamos hablando de que tanto la clase media o baja, como aquellas personas con elevado poder adquisitivo, están golpeadas, tanto en el bolsillo como también psicológicamente”, remarcó Alvargonzalez, y continuó: “La crisis le pega al 100% del mercado y más allá del pasar económico, no sé cuántos pasajeros se animarán a realizar un viaje a Europa, Estados Unidos o Asia en unos meses”.

Desde Córdoba, el titular de Juan Toselli International Tours detalló que el pasajero no viajará hasta que haya un escenario mundial estable; y aunque reconoció que habrá un rebote de venta, aseveró: “La incertidumbre pasa por cómo le afecte a los argentinos esta crisis, tanto en términos económicos como psicológicos. Para que haya operación, primero debe haber una reactivación de la cadena de pago, pero aún así habrá que ver si el miedo es mayor al deseo de viajar”.

Por su parte, la gerenta de Seventur especificó que con el inicio del aislamiento las consultas se cortaron y afirmó que no se puede predecir ni programar porque no hay parámetros de cuándo se controlará la pandemia; al tiempo que la CEO de Piamonte mencionó que nunca vivieron una situación similar donde todos están afectados: “Estamos comenzando a recibir algunas consultas para viajes a partir de septiembre, y seguramente una vez que pase un poco este momento, tendremos más consultas para el último trimestre de 2020”, opinó, para adelantar: “Nosotros estamos proyectando tener acciones para ese momento del año con precios atractivos y políticas flexibles”.

Afirmando que se trata de una situación inédita, Alberto Crupnicoff, titular de VieTur, opinó que la incertidumbre sobre la duración de la pandemia pondrá a prueba a todo el sector. “No hay planes de contingencia ni se pueden fijar estrategias porque nadie sabe cómo evolucionará este escenario”, comunicó, para añadir: “Si bien no tenemos ventas, la prioridad será tanto mantener los puestos de trabajo como cuidar a los pasajeros”. Para concluir que “si las empresas entran en una situación de crisis, las agencias no podrán devolver el dinero y eso implicará un problema aún mayor”.

En otra órbita, un operador compartió que la semana pasada Latam lanzó una promoción para viajar a Miami en abril a una tarifa en el orden de los U$S 500. “La misma, que duró 24 horas, tuvo como misión testear al mercado, pero no tuvo un efecto positivo”, opinó.

FRONTERAS CERRADAS

La veloz propagación del virus hizo que en pocos días se produjera un giro drástico en todo el mundo. Los aeropuertos empezaron a cerrar, los hoteles también, los que estaban a bordo de un crucero quedaron a la deriva, y el caos fue moneda corriente en la mayoría de los países del orbe que se aislaron y cerraron sus fronteras.

En esta vorágine y luego de una catarata de vuelos de repatriación, el presidente Alberto Fernández bajó la persiana y miles de turistas argentinos quedaron varados en el exterior. La noticia cayó como una bomba entre los mayoristas, quienes durante varios días previos se habían abocado plenamente a repatriar a sus clientes. Aunque no todos lo lograron.

“En una medida inconstitucional, el Gobierno nos dejó pasajeros varados en San Pablo”, reveló Cicero, quien explicó que sus clientes tenían los tickets correctamente endosados; mientras que desde Free- Way lamentaron que pese a los múltiples esfuerzos “nos quedaron pasajeros varados en Punta Cana, Cuba y Perú”.

Misma suerte corrieron desde Piamonte, que pese a haber contactado con aerolíneas y cónsules en diferentes países tienen todavía pasajeros varados en el exterior, aunque destacaron que la mayoría pudo regresar a sus casas; mientras que una decena de pasajeros de Juan Toselli International Tours también quedaron varados en Punta Cana.

Copyright © argentina.ladevi.info

Share.

About Author

Comments are closed.