jesuitasParaguay dispuso normas de accesibilidad turística en sus sitios arqueológicos jesuíticos e inauguró obras de infraestructura en la Misión de la Santísima Trinidad, en Itapúa, en el marco de su adhesión a la iniciativa mundial «Turismo para Todos». Los restos de las Misiones Jesuíticas existentes en en este país, en Argentina y en Brasil fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 1993.

Estos tres países, más Bolivia, firmaron a principios de agosto un acuerdo para desarrollar la Ruta Internacional de los Jesuitas como un producto turístico clave en América Latina (1). El convenio multilateral fue suscripto en San Ignacio Miní, provincia argentina de Misiones, el sitió arqueológico jesuita de mayor trascendencia en lo turístico (recibe unos 250 mil visitantes por año), por representantes de todas las provincias y países involucrados.

En la Misión de la Santísima Trinidad, la nueva infraestructura turística comprende estacionamientos exclusivos para personas con discapacidad, acceso con mostradores a doble altura, rampas para el recorrido y sanitarios adaptados, según un comunicado de prensa del Ministerio de Turismo de Paraguay. «Estas construcciones respetan normativas técnicas, además del bien cultural y la posibilidad de ser revertidas antes cualquier requerimiento; no deterioran el monumento y son de fácil mantenimiento», señala el texto.

El paseo ecológico se hace sobre un piso fabricado con un 50% de polvo de madera de bambú, 35% de plástico reciclable y un 10% de resina, como aglomerante. El producto logrado tiene una gran semejanza con la madera natural, es de instalación sencilla, fácil limpieza, antideslizante y resistente al alto impacto, a la humedad y es ignífugo.

El estacionamiento es de dos plazas y cuenta con una zona de transferencia compartida, que incluye una rampa con pendiente máxima del 10%, para un mejor ingreso a la acera. En los sanitarios se realizaron reformas, con cambio de lugar de los dispositivos, nuevos pisos y se colocaron barras de apoyo.

El mostrador de doble altura permite que quienes se acerquen en silla de ruedas pueden comprar de forma cómoda sus boletos.El circuito seguro para el paseo brinda, además de áreas de descanso, facilidad para la movilidad en tramos largos, inclusive para el acercamiento a la iglesia.

Durante la presentación de la obras,  la ministra de Turismo paraguaya, Marcela Bacigalupo, expresó que «estos ajustes de accesibilidad son necesarios y los hemos incorporado respetando el entorno del Patrimonio. Con esto, buscamos equiparar las oportunidades entre los visitantes, para que ninguno tenga impedimento de vivir una experiencia histórica, arquitectónica y cultural, como ofrece este legado jesuítico-guaraní».

TENDENCIA MUNDIAL

Datos de la Organización Mundial de Salud indican que el 15% de la población mundial (unos mil millones de personas) padecen algún tipo de discapacidad, razón por la cual la Organización Mundial de Turismo (OMT) fomenta «Turismo para Todos» y propone difundir la importancia de la accesibilidad universal y los beneficios que puede aportar a toda la sociedad.

El secretario general de la OMT, Taleb Rifai, sostuvo al respecto que «todos los ciudadanos del mundo tienen derecho a conocer la increíble diversidad de nuestro planeta y la belleza del mundo. Es por eso que exhortamos a los países y destinos, así como a todos los agentes del sector, a fomentar la accesibilidad universal en todos los espacios físicos, sistemas de transportes, servicios públicos y canales de información y comunicación».- (CSM)

(1) Ver en este portal «La Ruta Internacional de los Jesuitas será producto turístico clave en Latinoamérica«, del 05-08-16, en  https://cronicasdelsur.com/ruta-jesuita-latinoamerica/

 

 

 

Share.

Leave A Reply