Uruguay analiza abrir al turismo extranjero en verano y permitir el ingreso en coche a argentinos y brasileños

0

Uruguay planifica abrir sus fronteras al turismo extranjero para la temporada alta de verano, con la vista puesta especialmente en sus mayores mercados: Argentina y Brasil, a cuyos viajeros les permitiría el ingreso con vehículos, según lo anunciado desde el Ministerio de Turismo uruguayo. La apertura se daría con protocolos sanitarios basados en la experiencia de Salto y Paysandú, dos destinos termales que funcionaron al máximo de su capacidad a nivel interno, sin registrar contagios de coronavirus.

En un mensaje para Argentina distribuido este viernes a la prensa especializada -que se supone se replicó para Brasil- el ministro de Turismo de Uruguay, Germán Cardoso, anunció que se reunirá con el presidente Luis Lacalle Pou, «para analizar la reapertura de la actividad para turistas extranjeros» y «planificar la próxima temporada alta de sol y playa«. El verano pasado, los destinos de la costa uruguaya recibieron unos 600 mil turistas argentinos y 136 mil brasileños, según datos de esa cartera.

En tanto, un despacho de la agencia Télam asegura que el ministro adelantó que en su encuentro con el mandatario también propondrá que los turistas brasileños y argentinos que lleguen a Uruguay puedan ingresar con sus vehículos, algo que por el momento está prohibido. Durante 2019, desde los dos países vecinos ingresaron a territorio uruguayo 2,2 millones de visitantes en total, quien generaron un impacto económico de 1.250 millones de dólares.

En el vídeo, Cardoso afirmó que con Lacalle Pou analizarán «la evolución de la situación epidemiológica en el país y en la región, pero tenemos la intención en octubre poder comenzar a analizar la concreción de la próxima alta temporada de sol y playa y la autorización para comenzar a recibir turistas extranjeros, siempre respetando los protocolos», en referencia a experiencias con turismo interno desde hace dos meses.

El ministro contó que apenas decretada la emergencia sanitaria en el país por la pandemia, convocaron a la Cámara Uruguaya de Turismo, para elaborar protocolos para la actividad. El objetivo, dijo, fue «dar garantías tanto a los trabajadores del sector turístico como a los consumidores o usuarios de las instalaciones del turismo» y a la vez «transmitirles confianza y seguridad» a estos últimos.

«Los protocolos están funcionando bien y eso quedó demostrado en las termas de Salto y Paysandú, que trabajaron al máximo de su capacidad permitida, que es el 50% de la habitual, sin que se registrara ningún caso de Covid-19″, afirmó más adelante el ministro. «La vuelta del turismo interno ayuda a la reactivación del sector hotelero, donde sólo falta que empiecen a trabajar los establecimientos de cinco cadenas internacionales que dependen en gran parte del turismo extranjero«, agregó.

Uruguay tiene habilitado el turismo interno desde julio, pero desde el exterior sólo permite el retorno de residentes en el país y el ingreso de extranjeros que tengan domicilio fiscal o actividad económica o laboral en su territorio. Las personas que ingresan a Uruguay deben tener un certificado de hisopado negativo hecho 72 horas previas al arribo y cumplir con una cuarentena de siete días antes de empezar a circular dentro del país.

EUROPA

Por su status sanitario, Uruguay recibe dos vuelos directos desde Europa por semana y es el único país de Latinoamérica que puede emitir turistas hacia países del Espacio Schengen europeo, que el 1 de julio abrió la frontera común a ciudadanos y residentes de 15 países, entre ellos sólo dos de América (el otro es Canadá). El criterio de los 26 países Schengen es permitir el ingreso desde país con menos de 20 nuevos casos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes en un período reciente de 14 días, con una tendencia estable o decreciente en comparación con igual cantidad de días previos; condición que cumple Uruguay, cuyos turistas también pueden ingresar a Israel y Costa, entre otros países.

Respecto de la llegada de visitantes del Viejo Mundo, el Ministro mencionó que «hace dos semanas comenzamos a analizar la reapertura turística con Europa«, aunque aclaró que «todavía no tenemos fecha cierta para que eso se produzca«. Cardoso aclaró que «la actividad turística es fundamental, pero las decisiones finales siempre dependen de lo que marquen las autoridades de Salud, porque lo más importante es poder mantener el éxito que logramos en la lucha contra el coronavirus«.- (CsM)

 

Share.

About Author

Comments are closed.